Blog

Cómo aumentar la rentabilidad de tu restaurante

restaurante - maquinaria para restaurantes - equipacion restaurantes

 

Mejorar la rentabilidad de tu restaurante es uno de los primeros pasos que puedes dar para expandir y hacer crecer el negocio. Después de todo, si logras rebajar sensiblemente el ‘debe’ de la cuenta de resultados, dispondrás de más recursos para aumentar tu capacidad de maniobra: contratar más personal o probar diferentes estrategias de marketing.

Claro que a lo mejor no eres un hostelero con restaurante ya en marcha, y que se plantea su reforma, sino un emprendedor que planea precisamente entrar en el mundo de la restauración, estudiando en tu plan de negocio las mejores condiciones para arrancar con visos de futuro.

Equipamiento para restaurantes nuevos… y viejos

Tanto si eres de los primeros, de los restauradores de toda la vida, como si aún no serviste tu primer menú, te interesan estos consejos para mejorar la rentabilidad de tu restaurante. Porque lo cierto es que muchos de los pequeños gestos que se pueden llevar a cabo para mejorar son simples ajustes; bien en la manera de operar del equipo de sala, bien en el marketing que rodea al negocio, o bien en el equipamiento de cocina.

Centrémonos más bien en este último, porque sobre la idoneidad del equipo o el mayor o menor acierto en el marketing hay escritos ya ríos de tinta. Y a nadie se le escapa que la maquinaria de cocina es uno de los engranajes más importantes para que cualquier negocio de restauración funcione a la perfección. Desde cámaras frigoríficas para almacenar el producto fresco hasta vitrinas expositoras para los postres, y desde cortadoras de hortalizas, amasadoras o laminadoras hasta fregaderos o lavavajillas, lo cierto es que cuando un equipamiento de restaurante deja de funcionar, no solo cunde un cierto caos, sino que el balance del mes se vea afectado, no solo debido al coste de su reparación, sino también por la pérdida de ingresos generada.

Así que conviene confiar solo en marcas de calidad, en cada una de las líneas que conforman el equipamiento de cocina. Y por supuesto, en la confianza que proporciona un proveedor con el prestigio de Coolvi. Porque sabemos que los clientes son cada día más difíciles de satisfacer, dada la enorme y variada oferta gastronómica de la que se dispone hoy en día, y de la información sobre la misma que puede obtenerse a través de la web.

Así que el contexto culinario actual obliga a multiplicar los esfuerzos para conseguir aumentar  la rentabilidad de un restaurante. Y decíamos de empezar por elegir correctamente la maquinaria de cocina, pues una mala decisión en este terreno puede suponer malgastar mucho dinero en un equipo poco operativo, inadecuado o que se estropee constantemente.

Antes, durante y después de la puesta en marcha

Por eso, nuestro sistema de trabajo comienza con un asesoramiento personalizado para la elaboración de un presupuesto sin compromiso adaptado a cada entorno: la equipación técnica de un restaurante supone una gran inversión, pero se puede amortizar en un tiempo razonable si se ha elegido con acierto la maquinaria de cocina necesaria, y su funcionamiento no supone gastos imprevistos en mantenimiento o sustitución.

Las claves para asegurarte de que adquieres el equipamiento óptimo, y que este te va a ayudar a aumentar la rentabilidad de tu restaurante son:

  • En primero lugar, elegir de toda la gama existente solo lo que realmente necesitas para el momento actual. Eso sí, sin dejar de prever futuras ampliaciones.
  • En segundo lugar, es indispensable adaptar la idea de equipación que tenemos en la cabeza al presupuesto que realmente puedes permitirte.
  • Además, como ya hemos apuntado, hay que procurar escoger un proveedor de equipamiento de cocina de reputación contrastada.
  • Y por último, aunque no por ello menos importante, resulta clave contratar un servicio técnico serio y de confianza, que se ocupe con celo profesional tanto del mantenimiento como del posible arreglo urgente de las averías. Ojo: si se trata un servicio que pertenezca al propio grupo instalador, como es nuestro caso, mucho mejor.

Una maquinaria de hostelería de calidad, que realice correctamente las funciones para la que has adquirido cada aparato, y que al mismo tiempo posibilite a tu equipo de cocina trabajar con comodidad y seguridad, es fundamental para que el negocio funcione de forma fluida y sin sobresaltos. Pero además, te va a permitir ofrecer la máxima calidad en los platos cocinados; que al fin y al cabo es lo que te va a posibilitar atraer y fidelizar al máximo número de clientes. ¿No era ese el objetivo que perseguíamos al principio de este artículo, cuando hablábamos de mejorar la rentabilidad de tu restaurante?

Gama completa de maquinaria de cocina

Es necesario tener en cuenta que el equipamiento de un restaurante abarca diferentes familias de aparatos, cada una con una extensa variedad de especialización:

Para el frío:

  • Mesas refrigeradas.
  • Congeladores y conservadoras.
  • Enfriadores
  • Armarios para vino (en madera).
  • Cámaras frigoríficas…

Para la exposición de producto:

  • Vitrinas sobremostrador.
  • Vitrinas expositoras refrigeradas.
  • Vitrinas topping y
  • Vitrinas murales refrigeradas.
  • Vitrinas para pasteles y helados.
  • Vitrinas de calor.
  • Vitrinas neutras…

Para cocinar y guardar el calor:

  • Cocinas industriales.
  • Hornos profesionales.
  • Freidoras industriales.
  • Carros para la distribución de comida…

Para tratar con hielo:

  • Fabricadores de hielo troceado.
  • Fabricadores de hielo escama plana.
  • Almacén fabricadores hielo.
  • Fabricadores de cubitos…

Para la limpieza, el lavado y la grifería:

  • Lavavasos y lavavajillas.
  • Lavavajillas de capota.
  • Lavautensilios/perolas.
  • Túneles de lavado…

En cuanto a maquinaria auxiliar:

  • Amasadoras/laminadoras.
  • Batidoras y mezcladoras.
  • Brazos trituradores.
  • Cortadoras de pan/ de patatas/ de mozzarella…
  • Peladoras de patatas.
  • Cortadoras de hortalizas, cutters, escurridores…

Como mobiliario de acero neutro:

  • Mesas de trabajo.
  • Fregaderos y lavamanos…

Todos los expositores de self-service.

Y por supuesto, equipos de climatización.

Todos sabemos que la sabiduría popular es en ocasiones contradictoria. Por eso, junto a esa creencia que se transmite de padres a hijos de que la restauración es uno de los negocios más complicados de llevar, está ese viejo refrán, que reza «quien juega contra el tabernero pierde el tiempo y el dinero», dando a entender que los restauradores son unos linces cuando hay dinero de por medio.

Si deseas que lo primero sea más llevadero, equipando tu negocio con la mejor maquinaria posible, y que lo segundo se cumpla, y mejorar la rentabilidad de tu restaurante, habla con nosotros.

Tras realizar la instalación de toda la maquinaria, en Coolvi mantenemos un contacto permanente con nuestros clientes para aseguramos de que no disminuya su nivel de satisfacción. No en vano, ofrecemos un servicio completo y personalizado, que incluye la reparación, revisión y mantenimiento de la maquinaria adquirida.