Blog

Hornos de brasa

hornos profesionales para brasa - hornos de brasas

El horno de brasa es una mezcla entre barbacoa de brasa y un horno, con lo que conseguimos darle a nuestra comida un toque único y de calidad. Con los hornos de brasas nuestra comida tendrá ese sabor tan característico de las brasas sin perder la jugosidad que nos aportan los hornos en nuestra cocina profesional.

Los hornos de brasas, están normalmente fabricados en acero fundido, perfectamente aislados para impedir escapes de humo o exceso de temperatura en nuestra cocina. Los hornos de brasas son perfectos para cocinar carnes ya que con ellos conseguimos un sabor, textura y aspecto increíbles. Pero recuerda que los hornos de brasas no solo sirven para carnes, también podemos utilizarlos con verduras, pescado o postres

Los hornos de brasas, no requieren de conexión de gas o electricia, lo que puedes imaginar supone un importante ahorro de energía. Además, gracias a las brasas podrás alcanzar hasta los 500º. Esto ayudará a que la comida se cocine más rápido que con las parrillas tradicionales o barbacoas. Los hornos de brasas suelen tener tamaños relativamente compactos, lo que ayuda a una fácil instalación en nuestra cocina.

Con los hornos de brasas podrás cocinar los alimentos al fuego con carbón o leña. Según la fuente de calor que escojas, conseguirás aportar un sabor diferente a tus platos

Algunas características de los hornos de brasa

En el mercado encontraremos Hornos de brasa para nuestro restaurante de varios tamaños y características en función de las necesidades que tengamos. Según lo grande que sea tu cocina o la cantidad de comensales, necesitarás uno modelo u otro. En funcion del espacio de nuestra cocina, podemos elegir entre hornos de brasas de tipo sobremesa o bien con patas regulables. Estos hornos, por lo general, son ideales paragrandes establecimientos con alto volumen de trabajo

Otra característica que encontraremos en los hornos de brasa para cocinas profesionales, es la puerta de cristal. Esta puerta está diseñada para soportar altas temperaturas y será de mucha ayuda durante los cocinados. Gracias a la visibilidad del cristal no tendrás que estar abriendo constantemente la puerta. Eso no solo supondrá un gran ahorro de energía sino que evitará también constantes escapes de humo en la cocina.

Por último, los hornos de brasa están equipados con un cajón recoge-grasas y cenizas, el cual te resultará muy útil a la hora de limpiar y con utensilios básicos tales como pinzas, cepillo de púas y/o atizador de carbón.

¿Cúal es el funcionamiento de los hornos de brasa?

Los hornos de brasa no sólo son fáciles de instalar, sino que también tienen un funcionamiento muy sencillo. En primer lugar se debe calentar el carbón en un recipiente a parte. En este punto podemos escoger entre usar carbón o leña, con lo que aportaremos un sabor característico a nuestros platos.

Una vez tenemos preparado nuestro carbón o leña, deberemos introdúcirlo dentro del horno, en la base. A continuación, se introduce la parrilla. Cierra el horno y deja que vaya cogiendo temperatura. Una forma rápida de calentar nuestro horno de brasas consiste en abrir un poco el cajón y el regulador de tiro. Una vez caliente, déjalos cerrados para que se mantenga el calor y éste dure más tiempo.

Es importante que después de cada servicio, nos aseguremos de cerrar ambos tiros, para evitar que las brasas se mantengan encendidas. En cada servicio y en función de la cantidad de brasas restantes, se deberá añadir más o menos en el siguiente servicio que vayas a realizar, siempre siguiendo el mismo proceso que acabamos de describir.

Antes de usar un horno de brasa por primera vez

Cuando utilizamos un horno de brasas por primera vez, es recomendable limpiarlo muy bien antes de utilizarlo. Deberemos dejarlo encendido, al menos durante 1 hora, para deshacernos de esta forma de restos de productos que se utilizan durante el proceso de fabricación. Este paso lo realizaremos siempre con la parrilla puesta y sin comida en el interior.

Cuidado del horno de brasas

Como cualquier horno profesional, este tipo de hornos requiere de un cierto mantenimiento y limpieza, aunque están equipados con cantidad de elementos que hacen que su limpieza sea realmente sencilla. Un mantenimiento periódico nos ayudará a que no se estropee.

La puerta de cristal elevable de la que disponen ayuda a que se sea más accesible y se limpie de forma más sencilla. El cristal no solo protege al horno sino que también ayuda a que se acumule una menor cantidad de suciedad. Deberemos mantener el cristal siempre limpio, lo que ayudará a que la comida no se contamine y a que podamos ver perfectamente el interior, mejorando el resultado de nuestras comidas y ayudando a reducir el consumo.

Los hornos de brasas están equipados con compartimentos recoge-grasas y recoge-cenizas, los cuales acumulan toda la suciedad y  facilitan el proceso de limpieza. Asegúrate de deshacerte (antes y después del cocinado) de los restos de grasa y cenizas. Si acumulas la ceniza, el horno creará mucho más humo y trabajará peor. Procura también utilizar periódicamente un cepillo de púas metálico para desincrustar las cenizas y restos de comida acumulados en las parrillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.