Blog

Radiación UV contra el COVID-19

radiacion uv

Según la evidencia empírica, las tecnologías de desinfección con radiación UV pueden desempeñar un papel importante como barrera para reducir la transmisión del virus que causa COVID-19.

¿Qué es la luz UV?

La UV (luz ultravioleta) es una forma de luz invisible al ojo humano que se clasifica en 3 grupos:

  • UV-A: desde 320nm hasta 400 nm
  • UV-B: desde 280 nm hasta 320 nm
  • UV-C: desde 100 nm hasta 280 nm

La radiación UV-C producida artificialmente, se emplea para la desinfección contra microorganismos, incluidos protozoos resistentes al cloro.

El intervalo de sus longitudes de onda entre los 200-300 nm, clasifica a este tipo de radiación como germicida y, gracias a esta particularidad, puede inactivar diversos microorganismos.

Esta capacidad ha permitido que la luz UV-C se utilice como medio de desinfección respetuoso con el medio ambiente, dada la ausencia de sustancias químicas.

A diferencia de los productos químicos, la luz UV-C produce una inactivación rápida y eficiente de los microorganismos mediante un proceso físico.

¿Cómo se produce la desinfección por radiación UV?

Cuando el ADN y el ARN de los microorganismos son expuestos a la luz UV germicida, éstos absorben la energía asociada (principalmente a 254nm). De esta forma se daña su ácido nucleico y los microorganismos se desactivan.

ADN antes y después de recibir radiación UV

¿Qué eficacia tiene la desinfección por radiación UV?

Investigaciones científicas han demostrado la capacidad de la luz UV para inactivar la mayoría de los microbios propagadores de enfermedades como la gripe, gastroenteritis, salmonelosis e incluso otros más peligrosos como el causante del ántrax o el cólera.

Esto ha permitido que la luz UV con longitud de onda entre los 200nm y 300nm esté clasificada como una de las mejores soluciones germicidas.

Nos obstante, es posible que algunos microorganismos reparen el daño fotoquímico causado por la luz UV, si la dosis aplicada es demasiado baja. Los estudios refieren que esta posibilidad de fotorreactivación es escasa o nula a dosis superiores a 12 mJ/cm2.

Por este motivo, los sistemas UV para desinfección deben diseñarse con una dosis de radiación UV que garantice que el daño celular no puede ser reparado.

Radiación UV contra el COVID-19

Las infecciones por COVID-19 pueden generarse por contacto con superficies contaminadas o por contagio entre personas. El objetivo principal para evitar la infección, por tanto, es minimizar este riesgo.

La limpieza y desinfección normales pueden dejar algo de contaminación residual que la UV-C puede tratar, por lo que es recomendable el empleo de este método de desinfección múltiple.

La UVC en su rango germicida (200-280 nm), logra un alto nivel de inactivación de un pariente cercano al virus COVID-19, el SARS-CoV-1. La IUVA (Asociación Internacional de Ultravioleta) considera que se pueden esperar resultados similares al tratar el virus COVID-19 (SARS-CoV-2).

La IUVA también reconoce que en los casos en que la luz UV-C no puede alcanzar un patógeno en particular, ese patógeno no se desinfectará. Sin embargo, la carga patogénica total y el riesgo de transmisión se pueden reducir sustancialmente aplicando UV como barrera secundaria para la limpieza.

Soluciones profesionales y domésticas para el uso de radiación UV

Hoy en día existen múltiples sistemas de esterilización mediante radiación UV que se utilizan principalmente en la industria alimentaria. Con esta técnica se lleva a cabo la esterilización de los medios de producción tales como cintas transportadoras o clasificadoras, envasadoras, fermentadoras, etc.

También existen en el mercado sistemas portátiles de luz UV que pueden ser utilizados de manera rápida y eficiente y que actúan en entornos donde la instalación de sistemas UV no es factible. Esta solución alcanza porcentajes de esterilización de hasta el 99.9% en función de la dosis de luz aplicada.

Por ello los sistemas portátiles se han convertido en herramientas imprescindibles en entornos donde el control de infecciones es vital. Restaurantes, hoteles, cocinas profesionales o catering, son negocios que requieren de altos estándares de limpieza, tanto o más que las superficies del hogar.

Consejos de seguridad

Al igual que cualquier sistema de desinfección, los dispositivos UV-C deben usarse adecuadamente para ser seguros. Todos producen cantidades variables de luz UV-Cm, una luz mucho más fuerte que la luz solar. Su uso incorrecto puede causar una reacción severa en la piel y daños en la retina, si se produce exposición.

Aplicaciones

Robot desinfección radiación UV

Uno de los dispositivos más deseados actualmente a nivel mundial es un robot de desinfección para dependencias hospitalarias. Este robot se mueve de manera autónoma por cada estancia. Sus ocho fluorescentes emiten luz ultravioleta concentrada para matar las bacterias, virus y otros microbios dañando su ADN y ARN, impidiendo que se multipliquen.

El tiempo medio empleado en la desinfección oscila entre los 10-20 minutos y la eficacia es completa siempre que la luz ultravioleta concentrada caiga directamente sobre la superficie. Es decir, si las ondas de luz están bloqueadas por suciedad u obstáculos, esas áreas no se desinfectarán, por lo que primero es necesario realizar una limpieza manual.

Hans Jorn Kolmos, profesor de Microbiología Clínica de la Universidad del Sur de Dinamarca, que ayudó a desarrollar este robot explica: “Este tipo de desinfección también se puede aplicar a situaciones epidémicas, como la que experimentamos en este momento con la enfermedad del coronavitus ya que, el coronavirus es muy similar a otros virus como el MERS y el SARS y sabemos que éstos son eliminados por la luz ultravioleta concentrada”.

Maquina de radiación UV industrial

La aviación, otro sector que aplica métodos de desinfección con radiación UV

Otro ejemplo de aplicación de la radiación ultravioleta como germicida es el de una empresa aeroespacial de Israel que esteriliza aviones de pasajeros con este medio.

Los ingenieros de la división de aviación de IAI (Industrias Aeroespaciales de Israel), adaptan la tecnología para esterilizar aviones de pasajeros entre vuelos, permitiendo que las aerolíneas puedan reiniciar sus actividades de manera segura y limpia en un futuro.

Avi, director del proyecto de la división de aviación de IAI, explica que: “Su sistema consiste en un robot que opera de forma autónoma dentro del avión. Podemos darle un plano del avión o de cualquier espacio grande y el sistema operará automáticamente”.

La compañía está probando el sistema en un avión modificado en sus instalaciones. El robot limpia rápidamente el interior de la cabina y esteriliza todo lo que está cerca de él, incluyendo la tapicería de los asientos y otras telas.

Soluciones para desinfección con radiación UV-C

En Coolvi disponemos de una selección de aparatos de limpieza e higienización con radiación UV-C tanto portátil como lámparas para espacios más amplios. Consúltanos éstas y otras opciones para conseguir el mejor precio del mercado en seguridad e higiene para tu hogar o negocio.