buffet-self-service-para-ensaladas

Claves del éxito de un equipo buffet

La gran mayoría de nosotros no podemos resistirnos a un buffet y para hacerlos aún más atractivos, tenemos la suerte de que hoy en día existe una gran variedad de equipos de buffet que nos permite ofrecer un producto diferente y atractivo.

La versatilidad de un equipo buffet abarca tanto preparaciones frías como calientes, incluso aquellas más delicadas que requieren un control de la humedad, que se presentan de un modo sofisticado de cara al consumidor y eficiente para el propietario. Justo lo necesario para cumplir con la demanda vigente, más exigente que nunca.

Y esto también incluye, más allá de su habitual presencia en restaurantes y hoteles, su uso para la cobertura de todo tipo de eventos, ya sea el lanzamiento de un producto, una exhibición cultural, la presentación de una marca… y ni qué decir tiene en bodas, congresos o conferencias.

Claves del éxito de un equipo buffet

Para que un buffet tenga verdadero éxito, necesita la ayuda de un buen equipo de buffet adecuado. Así podremos destacar sus características principales:

IMPACTO VISUAL

  •  Hay que ofrecer una presentación de comida y bebida que resulte fresca, limpia y creativa, y suponga una mejora en la experiencia de los comensales; al fin y al cabo, es cierto que la comida entra primero «por los ojos».

COMODIDAD

  • La disposición del mobiliario debe permitir la circulación de las personas de una forma cómoda, y evitar en la medida de lo posible que se formen «atascos». También los propios alimentos deben ser perfectamente visibles –no tapemos el armario para el pan con una planta– y fáciles de servir.

ACCESIBILIDAD

  • La reposición de producto por parte del personal de cocina tiene que ser práctica, al igual que la preparación inicial, para evitar aglomeraciones de clientes frente a una determinada comida así como ruidos molestos que estropeen el ambiente.

ADAPTABILIDAD

  •  Si podemos ajustar cada mueble para buffet de forma independiente, tendremos la capacidad de adaptarnos a diferentes necesidades puntuales, en cuanto a número de comensales o presupuesto.

Si bien los servicios tipo buffet resultan más rápidos y rentables que la atención en mesa, hay que tener en cuenta que su éxito depende de la variedad, frescura y disponibilidad de los alimentos y bebidas. Os recomendamos tener siempre comida preparada para la reposición, incluso en los periodos de menor afluencia.

Y para permitir el movimiento de los clientes con comodidad, la distancia mínima para la zona de paso entre los mostradores y cualquier otro elemento fijo debería ser de unos dos metros.

Le petit buffet doble frio

¿Qué necesito para preparar un buffet?

 

Para seleccionar el equipo de buffet adecuado debemos tener en cuenta varios aspectos.

Y el primer paso es conocer cuáles son nuestras necesidades según nuestro servicio y cliente. Por ejemplo, no necesitaremos lo mismo para el buffet de desayuno de un hotel, que para un salón de actos, ni una empresa de catering.

Así, en cuanto al espacio y la distribución, podemos encontrar casos que requieran de muebles para buffet modulares compactos, con la capacidad de distribuirlos de formas muy diversas, como si se trataran de piezas de lego, y que aprovechen la capacidad de almacenamiento. Esto también resulta útil cuando no se dispone de mucho espacio o cuando hace falta tener guardado el equipo.

Además, hay que tener presente la localización, y en concreto, si los equipos pueden estar expuestos a los efectos de la arena y el agua de mar. Aunque en este caso el acero inoxidable será la opción elegida, también existen varios grados y calidades, por lo que habrá que asesorarse adecuadamente para que nos duren mucho tiempo.

En el apartado de su funcionalidad, hay que saber de antemano las condiciones de temperatura de los productos, así podremos necesitar un mueble refrigerador o una mesa caliente para buffet. En este punto también deberemos tener presente las normativas de conservación de los alimentos y la limpieza, aspectos claves para la reputación de cualquier negocio.

Por su parte, los dispensadores de alimentos a granel, como los cereales y las bebidas, aportan varias ventajas: el propio producto suele resultar más económico que la opción empaquetada, y la reposición podrá hacerse con menor frecuencia.

Otra aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro equipo de buffet son las previsiones de futuro. Como ya hemos dicho, su adquisición supone una inversión muy importante, por eso hay que pensar en los posibles cambios de nuestro negocio y prever si todas estas necesidades que hemos encontrado se van a mantener iguales en el plazo de uno, dos o tres años…

Consúltanos y te asesoraremos para que consigas la mejor solución.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *