preparar bar oktoberfest

Prepara tu bar o restaurante para la Oktoberfest con estas ideas

La Oktoberfest se trata de un evento que ha experimentado una auténtica globalización, y su popularidad no deja de aumentar cada año. Por eso, supone una oportunidad perfecta para cualquier negocio de restauración que busque atraer clientes.

Además, es una fiesta que se alarga durante unas dos semanas y media (entre 16 y 18 días), comenzando en la segunda mitad de septiembre.

La Oktoberfest es mucho más que cerveza

Aunque efectivamente la cerveza es la bebida por excelencia que asociamos con la Oktoberfest, y resultará imprescindible contar con una buena variedad, lo cierto es que el vino no se queda atrás en cuanto a popularidad. Además, el festival original está pensado para atraer a toda la familia, por lo que también son tradicionales opciones sin alcohol como el zumo de manzana con agua con gas o el Spezi, la bebida de cola con naranja.

La clave está en ofrecer alternativas para todos los gustos. Así, contar con una selección de diferentes cervezas alemanas será un plus para nuestros clientes, incluso podemos organizar una degustación de variedades; mientras que un equipo de lavavasos y una máquina de hielo nos serán muy útiles para que el servicio sea más ágil.

Prepara tu restaurante con un menú bávaro

Cuando ofrecemos bebida, es imprescindible acompañarla de comida. Los platos tradicionales alemanes serán una puesta segura para llamar la atención de los clientes; por suerte, tenemos a nuestra disposición una gran variedad de opciones donde elegir, desde aperitivos hasta postres.

Entrantes típicos para la Oktoberfest

Entre los primeros destacan los pretzels, los conocidos lazos de pan salados. Se pueden acompañar de mostaza o prepararlos con diferentes sabores como una alternativa moderna y original, ya sea con queso, especias, vegetales… para lo que podemos echar mano –y nunca mejor dicho– de una amasadora de cocina. La también tradicional ensalada de patata o cualquiera de los quesos alemanes (limburger, butterkäse, emmental…) resultan una opción igualmente buena como ración o entrante.

Otros entrantes habituales en la cocina alemana que no pueden faltar en la celebración de la Oktoberfest son el sauerkraut, o chucrut, y los spätzle, un tipo de pasta elaborada con harina de trigo y huevo. Ambos pueden consumirse solos o como acompañamiento de un plato principal.

Platos típicos de la Oktoberfest

Entre los mismos, no cabe sino comenzar por la que sea –posiblemente– la comida más representativa de Alemania: las salchichas. Bratwurst (salchicha blanca de cerdo), bierwurst (ahumada roja), weisswurst (blanca de cerdo y ternera, la verdaderamente típica de Bavaria y por lo tanto del Oktoberfest)… tenemos muchas variedades diferentes, algunas son idóneas para cocinarlas a la plancha –como las dos primeras– mientras que otras bastará con cocerlas –como la weisswurst– por lo que resultarán más fáciles de conservar calientes si, por ejemplo, buscamos una oferta tipo bufé.

Otra preparación tradicional aunque de origen austriaco es el schnitzel, un fino escalope empanado de cerdo o ternera, acompañado de la ya nombrada ensalada de patatas.

El codillo, un plato muy conocido en nuestro país y que automáticamente se asocia con la tradición alemana, por lo que puede ser otra opción para incluir en nuestro menú. Eso sí, su preparación, siendo sencilla, no es rápida: la carne debe cocerse unas dos horas y media, o la mitad con una olla a presión, según el tamaño de la pieza, aunque puede terminarse de cocinar en el horno para conseguir una corteza crujiente, e incluso un sabor más intenso si utilizamos un horno de brasa. En cualquier caso es un plato bastante asequible y saludable, ya que la carne pierde gran parte de la grasa durante la cocción. Como acompañamiento clásico: el chucrut.

Al contrario que el codillo, el pollo asado puede que no sea un plato típico de Alemania, pero sí lo es de la Oktoberfest. De hecho es la comida que más comúnmente veríamos en las casetas desperdigadas por Múnich durante el festival. También se trata de una elaboración muy sencilla y agradecida, aún más si disponemos de un asador industrial. Un equipo que también podemos aprovechar para elaborar, por ejemplo, piezas de cochinillo, que también son comunes en esta celebración.

En tu restaurante no pueden faltar los postres

Y para completar nuestro menú podemos, del mismo modo, acudir a la rica gastronomía bávara. Buenos ejemplos de sus postres tradicionales son el strudel de manzana, los zwetschkenknödel (buñuelos de ciruela) o la tarta Selva Negra; todos ellos aptos para los más golosos.

Ideas para ambientar tu establecimiento para la Oktoberfest

Planificar la celebración de este tipo de eventos comienza por tener en cuenta el ambiente, de tal forma que difundamos la campaña entre el público de una forma claramente visible. Así, la decoración del local desempeña un papel importante: puede ser todo lo sencilla o recargada que queramos, pero no está de más preparar algún cartel o señal informativo con detalles de lo que vamos a ofrecer, ya sea un menú especial, alguna oferta, música en directo…

Los complementos tradicionales de la Oktoberfest tienen un aspecto que mantiene un esquema en damero blanco y azul cobalto, a juego con la bandera de Baviera, el estado federado al que pertenece Múnich. Esto lo podemos reproducir fácilmente en servilletas y manteles, pero también mediante banderines, posavasos, guirnaldas, vinilos… También podemos optar por el rojo, negro y dorado de la bandera alemana.

Del mismo modo, esta decoración la podemos extender a los uniformes del personal, ya que hay pocas cosas que sean más características de esta fiesta que los tradicionales trajes locales: lederhosen, o pantalones de cuero con tirantes para ellos; y dirndls, o vestidos, para ellas. Pero si no queremos complicarnos en exceso, bastará con incorporar algún detalle.

La Oktoberfest es la excusa perfecta para que cualquier establecimiento pueda ofrecer durante unos días un producto diferente y público nuevo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *