vitrinas

Vitrina expositora ¿cuál elijo?

Cafeterías, tiendas de conveniencia, restaurantes, pastelerías… para cualquier negocio relacionado con la alimentación que pretenda aumentar sus ventas resulta imprescindible exponer sus productos a los clientes, y la mejor forma para lograrlo es hacer uso de la vitrina expositora. No sólo sirve de ayuda para presentarlos de una forma atractiva y facilitarles la compra, también es un sistema que asegura su conservación.

En este sentido, al igual que existen muchas variedades de alimentos en función de las condiciones idóneas de temperatura y humedad a las que hay que mantenerlos, también tenemos a nuestra disposición múltiples opciones de este tipo de equipamiento. Así, en ocasiones, a los propietarios de un negocio les puede resultar algo difícil elegir el sistema más adecuado a sus necesidades. Por eso, recogemos a continuación algunas de las claves que no está de más conocer de antemano.

Tipos de vitrina expositora según el alimento

Si empezamos por una clasificación general, podemos distinguir cuatro tipos de armarios en función de los comestibles para los que están destinados:

Vitrina expositora para carne y pescado

Suelen ser equipos de un solo nivel para presentar los productos sin empaquetar. En el caso de la carne es más habitual que sean cerradas, con una campana de cristal, mientras que para el pescado suelen ser más comunes los mostradores abiertos y con bandejas para recoger el agua si se utiliza con hielo.

En ambos casos es imprescindible un buen control de la humedad, por eso es preferible que el sistema de refrigeración se realice mediante conducción, ya que el uso de ventiladores favorecería que la carne se secara; así encontramos armarios en los que se aplica el frío sobre la superficie en la que se dejan los productos. Sin embargo siguen siendo habituales los que emplean la convección natural, que tienen el mecanismo de enfriado en la parte superior.

Si nos referimos a su uso en supermercados, con productos empaquetados y una vitrina expositora que puede abrirse, el equipo deberá incluir un sistema para evitar que se forme escarcha en el cristal.

Vitrina expositora para panadería y pastelería

Estos alimentos pueden necesitar una conservación muy diversa, ya que en algunas ocasiones (bollos o dulces como pastas y bizcochos) se podrán emplear expositores a temperatura ambiente mientras que otros (sándwiches, pasteles, tartas…) deberán estar refrigerados, siendo en este caso la temperatura habitual entre 5 y 7°C. El nivel de humedad también suele ser menor que la necesaria para carne y pescado.

Vitrina expositora para congelados

Desde verduras y pescados hasta platos precocinados, lo normal es que los productos congelados se mantengan en una vitrina expositora horizontal, con una disposición de isla. El sistema de refrigeración más habitual es el de convección forzada, empleando ventiladores que aseguran una correcta distribución de la temperatura y un mecanismo para evitar la formación de escarcha.

De cara al ahorro de energía, una opción a considerar es que el equipo incorpore un sistema de cierre automático para las puertas, evitando que puedan dejarse abiertas por descuido. Y para productos de venta a granel, deberá contar con un soporte adaptado para barquetas o cubetas desmontables.

 

vitrina-expositora-helados

Características de las vitrinas expositoras

A la hora de elegir un equipo que nos permita exponer nuestros productos, habrá que tener en cuenta diversos parámetros en función de nuestras necesidades. Veamos algunas de estas opciones.

Las dimensiones de la vitrina expositora

Debe adaptarse no solo al espacio disponible en el establecimiento, sino también a la cantidad de producto que vayamos a guardar. Un mostrador que esté medio vacío o lleno a rebosar no va a resultar atractivo para nuestros clientes.

Por suerte, podemos encontrar múltiples formatos adaptados a nuestras necesidades, como armarios murales y semi-murales, vitrinas para mostradores, con formato de carro que facilita su desplazamiento…

La temperatura de los productos

El modelo de expositor que busquemos también será distinto en función del producto para el que lo vayamos a usar, ya que, como hemos comentado anteriormente, las necesidades de conservación pueden ser muy diferentes.

De la misma manera, existen distintos sistemas de frío y calor. Para el frío existen dispositivos evaporadores con aire forzado, estáticos o semi-estáticos; de forma semejante, para alimentos calientes podemos encontrar equipos de convección y conducción, o de baño maría.

El control de la humedad

El control de la humedad es especialmente sensible para determinados productos de alimentación, así que el poder controlarla será otro parámetro a tener en cuenta cuando elijamos nuestra vitrina expositora.

VBC 12 SCP

Otros aspectos a tener en cuenta

Si ya tenemos una idea más o menos clara de las necesidades que tendrá que cumplir el equipo que estamos buscando, aún tendremos varios aspectos a considerar que no están directamente relacionados con las características técnicas.

En primer lugar, y en función de los productos que vayamos a exponer y de esas condiciones que ya conocemos, tendremos que decidir si necesitaremos uno o más tipos de armarios. Es decir, si sólo vamos a ofrecer alimentos para llevar, como sándwiches, ensaladas y bebidas, quizás resulte más conveniente tener una vitrina expositora horizontal para la comida y otra distinta para la bebida. Pero en el caso de un supermercado, serán necesarios muchos equipos diferentes.

También debemos recordar que para mantener las condiciones de temperatura y humedad adecuadas en el interior de un expositor hace falta tener en cuenta el entorno o incluso el clima con el que se encontrarán. Esto es, no debería ser el mismo equipo el de una tienda con un ambiente seco como el de Madrid, que en una playa de Alicante, ni otro en el que se llegue a los 40°C como en Sevilla.

Por último, hay que preguntarse por el mantenimiento de los sistemas de refrigeración y de calor, para evitar el posible riesgo de perder todos los productos que tengamos en un expositor. De hecho, para algunos equipos es recomendable de cara al ahorro el contar con cámaras adicionales donde guardar los alimentos durante las horas de cierre.

Si estás buscando una vitrina expositora para tu negocio pero tienes dudas de qué tipo elegir, ¡no dudes en consultarnos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *