Abrir una carnicería: toda la maquinaria para equiparla

Abrir una carnicería: la maquinaria que necesitas

Si estás barajando la posibilidad de abrir una carnicería, uno de los pasos esenciales es saber cómo equiparla. En este post te guiamos en tu decisión con la maquinaria básica y también con las claves de la complementaria.

Maquinaria básica para montar una carnicería

Vitrinas neveras expositoras. Son las grandes aliadas para mostrar el producto y darle valor. Las vitrinas expositoras de carnicería deben ser refrigeradas para mantener las carnes a la temperatura correcta mientras tu clientela puede ver toda tu selección. Además de las que te sirven como mostrador, las puedes encontrar en torre. Con ellas puedes hacer múltiples combinaciones en función de tu local.


Picadoras de carne. Imposible abrir una carnicería sin una buena picadora de carne. Con ella podrás responder a las necesidades de tus clientes para elaboraciones como lasañas, albóndigas, verdura rellena, etc. sobre la marcha y en cuestión de minutos.

Cortafiambres. A la hora de montar una carnicería la mayoría de empresarios deciden incluir una zona de charcutería. La cortadora de fiambres te permite un servicio rápido en el corte de lacón, pechuga de pavo cocina y otros productos para consumir al corte.


Sierra de huesos. El corte de los huesos es una tarea tediosa en la que merece la pena invertir. La sierra de huesos te ayudará a agilizar todo el proceso y a dedicar menos esfuerzo. Es imprescindible para tener en un formato cómodo el típico conjunto de huesos para el cocido.

Tajo de corte. No abras tu carnicería sin un pilón de corte. Este mobiliario será tu mayor punto de apoyo para trocear piezas de carne y filetear.

Armario vertical refrigerado o cámaras frigoríficas. En función de tu espacio de almacén, puedes decantarte por una u otra opción. Las cámaras frigoríficas te dan mayor versatilidad y aprovechamiento del espacio. Por su parte, los armarios refrigerados será tu opción si la carnicería que vas a abrir tiene pocos metros para almacenar carne.

Equipamiento complementario para abrir una carnicería más selecta

Hay quienes prefieren ir más allá de montar una carnicería convencional. Si te gustaría destacar por la selección de tu materia prima y por una mayor elaboración de los productos en tu propia carnicería, toma nota.

Armario madurador de carne. Las carnes maduradas son un producto gourmet con más adeptos cada día por su exquisito sabor. También tienen un precio más elevado que una carne fresca y no todas las carnicerías las ofrecen. Así que es una buena forma de diferenciarte.

Armario secadero de embutidos. Con ella podrás terminar el proceso de secado de embutidos en tu propia carnicería. Una manera interesante de ofrecer más añadidos a tu clientela.

Envasadora al vacío. Uno de los equipos más funcionales y prácticos para una carnicería. Además del envasado de los pedidos, te permitirá trabajar con antelación en el corte de embutidos y loncheados, así como en piezas de carne o huesos para cocido.

Vitrinas murales refrigeradas. Son un gran recurso para que tus clientes elijan productos que ya están listos para llevar: hamburguesas, albóndigas, filetes, loncheado… Te hará ganar tiempo en el servicio.

Hamburguesera y amasadora de carne. Con ellas podrás preparar tus propias hamburguesas con un total control de la materia prima. Ideal para clientela exquisita.

¿Necesitas ayuda al elegir tu maquinaria? Llámanos ahora y te asesoraremos con todo tu equipamiento de carnicería.