Las vitrinas refrigeradas son uno de los elementos más importantes en hostelería y en diferentes tipos de comercios, como puede ser en un restaurante, bar, cafetería o en determinados almacenes. Pero también son imprescindibles para pastelerías, charcuterías, carnicerías, entre otros tantos comercios.
La principal función de estas vitrinas es conservar los alimentos a la temperatura adecuada, cumpliendo con las directrices de la seguridad alimentaria del local y lo que existen las regulaciones pertinentes.
Si estás pensando en comprar vitrinas refrigeradas, debes saber que existen determinados tipos con sus características específicas. Aquí podrás encontrar el modelo que buscas.

Tipos de vitrinas refrigeradas

Vitrinas sobremostrador (62)

Vitrinas Expositoras Refrigeradas (47)

Vitrinas Topping y Sushi (8)

Vitrinas Murales Refrigeradas (24)

Pastelería y Heladería (42)

Vitrinas de Calor (15)

Vitrinas Neutras (10)

Vitrinas Self Service (8)

Vitrinas refrigeradas de mostrador

Son vitrinas que tienen doble función:
  • Presentación del producto: están pensadas para que el cliente pueda ver el producto que se comercializa. Por ejemplo, podrían exponerse algunos dulces de una pastelería o la carne en una charcutería.
  • Conservación de alimentos: lo más habitual es que las temperaturas que cubran las vitrinas de mostrador oscilen entre -1º y 5ºC, por lo que podremos mantener alimentos en ellas que se puedan conservar a dichas temperaturas.

Vitrinas expositoras refrigeradas

Tienen forma de armario y, o bien pueden estar apoyados directamente sobre la pared, o bien las podemos encontrar colocadas sobre mostrador.
Además de servir para que el cliente pueda conocer el producto (como las anteriores), también están pensadas para fomentar el autoabastecimiento (es decir, que puedan coger directamente lo que necesitan y pagarlo en la caja, sin necesitar la ayuda de los empleados).
Son muy comunes en el supermercado. Aunque pueden conservar todo tipo de alimento, son más habituales para la conservación de lácteos, frutas, verduras o artículos de charcutería.

Vitrinas refrigeradas de Pastelería y Heladería

Las vitrinas refrigeradas para pastelería y heladería están pensadas para productos con los que se necesite de una temperatura más específica.
Los modelos más comunes de esta categoría pueden alcanzar temperaturas de entre los -14 y 20ºC.
En cuanto a su diseño, cuentan con algunos elementos que lo diferencian bastante de las vitrinas de mostrador. Pueden tener cubetas individuales para facilitar la distribución de todo lo que se quiere presentar.

Vitrinas de topping y sushi

No hay mucho más que decir sobre estas vitrinas. Están diseñadas para mantener marisco, sushi, así como otros alimentos relacionados.
Su formato y tamaño es también bastante diferente a los anteriores: normalmente son vitrinas refrigeradas mucho más pequeñas.

Vitrinas neutras

Se caracterizan por no contar con un sistema de control de temperatura, por lo que se adaptan a la temperatura del ambiente.
Son una buena opción para conservar todos aquellos alimentos en los que no se necesite aplicar calor o frío.
Son muy utilizadas en panaderías o cafeterías. En ellas se pueden exponer desde donuts, croissants, napolitanas, así como cualquier otro producto relacionado.
Existe una gran variedad de vitrinas neutras que podremos elegir en base a nuestras necesidades.

Vitrinas murales refrigeradas

Este tipo de vitrinas refrigeradas son muy utilizadas en pequeños supermercados de barrio, donde se guardan los productos de consumo diario: yogures, leche, embutidos, mantequillas, etc.
También hay la variedad de mural de congelación, indicado para guardar todos los congelados: verduras, pizzas, pescados, etc.
Son imprescindibles para cualquier supermercado, independientemente del tamaño del mismo.

 

Vitrinas self-service

Este tipo de vitrinas refrigeradas son las utilizadas en restauración, principalmente en cafeterías, hoteles o restaurantes donde haya autoservicio o self-service, donde el cliente se sirve él mismo la comida a consumir.

 

Vitrinas de calor

Las vitrinas de calor suelen venir con cubetas para colocar la comida en la barra, también conocidas como vitrinas de mostrador, gracias al baño de agua en el que se sumerge la cubeta, que puede mantenerla a una temperatura adecuada.
Generalmente, las vitrinas que usan el sistema «al baño María» tienen desagües para facilitar el mantenimiento y la limpieza. Y la puerta corredera mantiene la temperatura sin desperdiciar energía. Los restaurantes y cafeterías suelen utilizar vitrinas calientes porque son las mejores para conservar la comida durante mucho tiempo.

Marcas de Vitrinas

Vitrinas Casfri

Logo Marca Casfri

Vitrinas Coreco

Logo CORECO

Vitrinas Eurofred

Vitrinas I90

Vitrinas Infrico

Vitrinas Irimar

Vitrinas Jordao

Logo marca Jordao

Vitrinas Sayl

sayl - vitrinas - maquinaria de hostelería - calentadores

Vitrinas Gómez

¿En qué debemos basarnos para elegir vitrinas refrigeradas?

Además del tipo de vitrina refrigerada, existen otros criterios que se deben considerar a la hora de comprar uno de estos aparatos. En esta sección vamos a estudiar las claves principales:
  • Tamaño: ten presente tanto el tamaño del que dispones en tu local o restaurante, como la capacidad de almacenamiento que estás buscando. Por ejemplo, en el caso de que estés buscando vitrinas refrigeradas para colocar todas las tartas que tengas en una cafetería, quizá una buena opción sea elegir una vitrina mural, siempre y cuando puedas conseguir una temperatura de conservación adecuada. Si tan solo necesitas exhibir unos cuantos pasteles, puedes apostar por una no tan voluminosa.
  • Control de temperatura: cada alimento que desees conservar en la vitrina va a tener unas condiciones de conservación determinadas que no podemos pasar por alto. Por ejemplo, seguramente no necesitaremos la misma temperatura para conservar las tartas de una pastelería, que la carne en una charcutería. Además, recuerda que existen algunas vitrinas que no tienen ningún sistema de refrigeración o calefactor (las vitrinas neutras).
  • Limpieza: Si no quieres pasarte mucho tiempo limpiando la vitrina, es más que recomendable apostar por un modelo que sea fácil de limpiar. Lo más recomendable es invertir en materiales como el acero inoxidable o el vidrio ya que, siempre y cuando les demos un mantenimiento continuo y lógico, no debería haber ningún problema.
  • Diseño: Para ciertos alimentos, como bollería, tartas, tapas o vinos, el diseño de las vitrinas refrigeradas es fundamental para vender mejor el producto. Por ello, tendrás que comprar una vitrina que “case” con la estética del lugar, ya que puede ser un recurso para potenciar la imagen de marca de la entidad.
Con estas consideraciones, echa un vistazo a nuestra sección y podrás comprar las vitrinas refrigeradas que buscas.